Viernes, 11 de octubre de 2013

Semana 41. 285/81
Soledad.

En los barcos negreros las mujeres esclavas, así como los niños, viajaban en el entrepuente, separadas de los hombres. Sufrían menos restricciones y disponían de un espacio mayor, porque resultaban más fáciles de controlar. Pero también por otra razón: el buen estado físico de las muchachas incrementaba su precio.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios