Mi?rcoles, 16 de octubre de 2013

Semana 42. 290/76
Margarita.

La miel y el limón se pueden beber calientes para aliviar el dolor de garganta o un resfriado. La ida que hay detrás de este remedio es que la miel recubre la garganta, "protegiendo" cualquier zona inflamada o dolorida. Así, se nota menos dolor cuando estas zonas entran en contacto con los alimentos que comamos. El limón, por su parte, ayuda a calmar el estómago porque contiene ácido, algo que es especialmente útil cuando el estómago está revuelto debido al propio resfriado.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios