Lunes, 02 de diciembre de 2013

Semana 49. 337/29
Bibiana, Silverio.

Las orugas, esto es, las larvas de las mariposas, solo tienen tres pares de patas. A simple vista, podemos contar hasta 16 extremidades, pero se trata de un engaño de la naturaleza. Aparte de las seis de rigor, colocadas en el tórax, las otras son unos apéndices musculares que se reparten por los segmentos del abdomen. Reciben el nombre de pseudopatas o propodios, son más largas, blandas y flexibles que las verdaderas. Además, están provistas de una corona de pequeños ganchos que actúan como ventosas. Gracias a los propodios, las orugas pueden desplazarse y trepar sin problema. Los tres pares de patas verdaderas les sirven a las orugas para mantenerse agarradas a los tallos de las plantas mientras se alimentan, y son los únicos que sobrevivirán cuando el gusano se convierta en mariposa.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios