Mi?rcoles, 29 de enero de 2014

Semana 5. 29/337
Valero.

Una mujer irlandesa que estaba enferma viajó a Francia para visitar Lourdes. Su objetivo era ser bendecida con el agua que los sacerdotes rocían a los enfermos y recibir los poderes milagrosos. La mujer quedó agotada durante su recorrido al santuario y, viendo entre la multitud una silla de ruedas vacía, se sentó en ella a descansar un rato. Cuando los sacerdotes por fin se acercaron. la mujer se levantó. La gente quedó impactada al creer que acababan de presenciar un milagro, pues supusieron que la mujer era inválida y ante la presencia del poder sanador se curó de inmediato. Los peregrinos rodearon a la mujer para tocarla, pero el movimiento brusco provocó que ésta cayera y se fracturara la pierna.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios