Martes, 20 de marzo de 2018

Semana 12. 79/286
Claudia.

Aunque ambas bebidas lo hacen, el té decolora más los dientes que el café. El esmalte dental, uno de los materiales más duro del cuerpo, solo configura una capa lisa y suave desde el punto de vista macroscópico. Bajo el microscopio, el recubrimeinto revela rugosidades. Y algunas partículas diminutas, pigmentos que manchan los dietes y están presentes tanto en el té como en el café, se refugian en estos recovecos. Pero el té es la infusión que más los decolora porque contiene una concentración de taninos mayor.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios