Viernes, 06 de abril de 2018

Semana 14. 96/269
Diógenes.

Se puede saber si un huevo es fresco o no. Los huevos frescos están rebosantes de clara y yema, pero la cáscara es porosa para que el polluelo en desarrollo pueda respirar. Con el tiempo, el aire se filtra por el revestimiento protector y se empieza a formar una burbuja. Para tener la certeza que los huevos son frescos, bastará mételos en un bol lleno de agua y observar si flotan o se hunden. Los huevos frescos son los mejores para freír o escalfar, porque la yema es redonda y la clara espesa. Éstos deberían hundirse en el fondo de recipiente y quedar horizontales. Los huevos algo más pasados son mejores para hacerlos duros, porque la clara es más líquida y son más fáciles de pelar. Estos huevos quedarán verticales con la punta hacia arriba pero no flotarán del todo. Los huevos más viejos flotarán completamente.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios