Jueves, 26 de abril de 2018

Semana 17. 116/249
Isidoro.

La plata puede perder su lustre con el tiempo y quedar recubierta de una capa negra de sulfuro de plata. Sin embargo, hay un truco químico para recuperar su brillo. Lo primero que hay que hacer es recubrir un bol con papel de aluminio y añadir una cucharada de bicarbonato, una pizca de sal y algo de agua caliente. El bicarbonato sódico reacciona con el papel de aluminio, quitando la capa de óxido de aluminio de su superficie, mientras que la sal permite que los electrones se muevan entre el aluminio y la plata, generando una pequeña corriente eléctrica. La plata gana electrones, el aluminio los pierde, y en el proceso, el sulfuro se pasa de la cubertería al papel de aluminio.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios