Mi?rcoles, 09 de mayo de 2018

Semana 19. 129/236
Pacomio.

En Japón, el té no es una bolsita que se echa dentro de una taza de agua caliente, sino una ceremonia muy antigua e importante llamada “chado”. Se trata de un verdadero arte que exige muchos conocimientos y sensibilidad. Para practicarlo correctamente hay que dominar otras tradiciones japonesas (como el uso del kimono, caligrafía, cerámica y arreglo floral). Cada detalle está cuidado a la perfección y sigue los principios de armonía, respeto, pureza y tranquilidad, que a su vez están relacionados con el budismo zen. Por ejemplo, al tomar el recipiente con té, se debe girar 180 grados en el sentido de las manecillas del reloj, beber, girarlo de nuevo para que vuelva a su posición original y pasarlo a la persona de al lado. Se supone que a través del chado podemos hacer la vida diaria más agradable, vivir en armonía con la naturaleza y hasta explorar el sentido de la existencia. Las universidades de Japón imparten cursos dedicados a enseñar la ceremonia del té, unos estudios que pueden llevar años.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios