Mi?rcoles, 13 de junio de 2018

Semana 24. 164/201
Antonio de Padua.

Si llevamos cinturón en los coches y aviones -durante el despegue y el aterrizaje-, parece extraño que en los trenes no se haya incluido esta medida. Pero los muchos estudios al respecto han determinado que no es recomendable. Por un lado, los cinturones podrían impedir salir a los pasajeros en caso de choque o incendio del vagón. Por otro, aún no se ha encontrado un sistema fiable que protega a los ocupantes de forma individual. Un coche, al tener una masa pequeña, genera menos inercia y es factible crear en él una célula de seguridad que disipe gran parte de la energía del impacto. Así, llevar el cinturón reduce casi un 50% el riesgo de accidente. El tren es una gran masa en movimiento muy difícil de frenar, y el cinturón podría resultar inútil.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios