Lunes, 10 de septiembre de 2018

Semana 37. 253/112
Nicolás de Tolentino.

Onanismo es un término que proviene de un personaje bíblico, Onán, que se casó con la esposa de su hermano muerto para procurarle descendencia. Sin embargo, y según el Génesis,(XXXVIII, 9-10), “si bien tuvo relaciones con su cuñada, derramaba a tierra, evitando el dar descendencia a su hermano. Pareció mal a Yahvéh lo que hacía y le hizo morir también a él”. Por tanto, el “delito” de Onán fue interrumpir el acto sexual antes de la eyaculación, lo que el historiador francés Philippe Ariés llamó coitus interruptus. Sin embargo, más que con el término del francés, onanismo se ha convertido en sinónimo de masturbación Esto se debe a una confusión que empezó en 1710, cuando Becker, sacerdote inglés, apoyando a la Iglesia contra los actos sexuales sin reproducción, entre ellos la masturbación, publicó Onania y el pecado atroz de la autopolución. En 1758, Tissot, médico suizo y gran influyente en el ámbito eclesiástico, publicó un libro sobre los trastornos que causaba la masturbación, con el nombre de “El onanismo: tratado sobre los desórdenes que produce la masturbación”, en el cual afirmaba que era “la más mortífera y siniestra de las prácticas sexuales”. El malentendido creado por estos dos libros modificó el significado original y, a partir de entonces, la masturbación se refiere erróneamente al “pecado de Onán”, quien sólo quería divertirse y no necesariamente autosatisfacerse. Así, cuando busquemos el significado de onanismo en el Diccionario de la Real Academia Española encontraremos: “(de Onán, personaje bíblico). Vicio sexual solitario, masturbación”.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios