Jueves, 08 de noviembre de 2018

Semana 45. 312/53
Severiano.

En 1887 el ingeniero mecánico Philip Diehl (1847-1913) patentó el primer ventilador de techo que funcionaba con electricidad. Su antecesor fue un abanico de techo de la década de 1860, el cual funcionaba por medio de una corriente de agua que impulsaba una turbina, a fin de accionar un sistema de correas que hacían girar las dos aspas del aparato. Desde 1882 Diehl -un inmigrante alemán establecido en los EE.UU. 1868- había concebido su idea de un ventilador eléctrico que colgara del techo. Para ello adaptó el motor de una máquina de coser, ya que había trabajado en Singer. El ventilador fue todo un éxito, por lo que Diehl siguió trabajando en algunas mejoras, como aumentar de dos a cuatro aspas, hacerlo más silencioso y colocarle una lámpara para que cumpliera la doble función de ventilar e iluminar. Actualmente, pese a la invención del aire acondicionado, en muchos lugares de clima cálido se siguen usando estos “abanicos de techo”, por ser prácticos, estéticos y económicos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios