S?bado, 10 de noviembre de 2018

Semana 45. 314/51
León Magno.

Afirmar que en el cuerpo humano existen partes “inútiles” o que “ya no necesitamos” sería arriesgado ya que continuamente se producen nuevos descubrimientos. Es lo que ocurre con el apéndice, siempre ejemplo de órgano inútil y que ahora resulta más útil de lo que imaginamos. Durante mucho tiempo se creyó que ese tubo estrecho y musculoso unido al intestino grueso sirvió como un área especial para digerir celulosa cuando la dieta humana consistía más en vegetales que en proteína animal, pero desde hace unos años se ha descubierto que es indispensable para recuperar las bacterias fundamentales del intestino -sobre todo después de enfermedades o infecciones graves-, así como para equilibrar funciones inmunitarias.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios