Lunes, 03 de diciembre de 2018

Semana 49. 337/28
Francisco Javier.

La historia nos indica que Alan Smithee, en sus casi 50 años de carrera, ha ido un cineasta tan prolífico como desastroso. Sus créditos como director incluyen más de 100 producciones entre películas, cortometrajes, series de televisión y vídeos musicales, la mayoría de escasa calidad y objeto de devastadoras críticas. ¿Y por qué alguien así, sin ningún talento, sigue dedicándose a ello? La respuesta es que Smithee jamás existió: su nombre (a veces escrito como «Allen Smithee»Gui?o es un seudónimo creado y usado por los miembros del Sindicato de Directores de América para firmar películas con cuyos resultados no han estado conformes. La primera obra adjudicada a Smithee fue Death of a gunfighter, en 1969 (aunque otras fuentes mencionan Iron Cowboy, de 1968); a partir de ahí, decenas de directores, al sentirse descontentos con las limitaciones y cortes que los estudios imponían a su trabajo, o por su propio ego para deslindarse de sus trabajos fallidos, se ocultaban bajo este nombre para “no manchar su reputación”.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios