Lunes, 10 de diciembre de 2018

Semana 50. 344/21
Loreto.

En la cultura popular de España, Portugal y muchos países de América Latina (con pequeñas variantes como cuco o cuca) el coco es un fantasma infantil, un personaje sin forma definida que se usa para asustar a los niños que no quieren ir a dormir. Pero si un coco -que no el Coco- es también el fruto del cocotero ¿existe algún tipo de relación entre este fruto semiesférico, de corteza dura y pulpa blanca, con el temido fantasma? Una posible explicación la brinda el etimólogo Joan Corominas. Según ésta, coco es una «voz de creación expresiva” perteneciente en su origen al lenguaje infantil, con el significado de ‘objeto esférico’, ‘agalla’, ‘cabeza’. Según Corominas, los compañeros del expedicionario Vasco da Gama, durante su paso por la costa de Malabar -una región del sur de la India-, en 1498, bautizaron con esta voz al fruto del cocotero por comparación de la cáscara y sus tres agujeros con una cabeza con ojos y boca, como la de un coco infantil. En resumen, coco fue primero nombre infantil de agallas y otros frutos esféricos europeos, por comparación con los cuales se aplicó al fantasma infantil y, a su vez, partiendo de éste, se bautizó el fruto del cocotero.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios