Lunes, 31 de diciembre de 2018

Semana 1. 365/0
Silvestre. Nochevieja.

Hay palabras que, por extrañas que puedan parecer en su uso actual, tienen un origen bastante distinto.

Originariamente, las bromas eran unos moluscos que se pegaban a la madera de los barcos y acababan perforándolas. El asunto no les hacía ninguna gracia a los marineros que comenzaron a usar la palabra broma definir cualquier situación incómoda o desagradable.

Cuando nos conviene o queremos que así sea algo y ocurre, decimos: «¡Qué oportuno!». La palabra viene del latín opportunus, y en el lenguaje marino se refería a los «vientos oportunos", aquellos que soplaban justo en dirección del puerto al que querían llegar los marineros.

Decimos que que son de pacotilla aquellas que consideramos de poca calidad o sin importancia. La expresión viene de los productos que se transportaban en los barcos, los cuales se juntaban en pacas (conjunto de mercancías que se acomodan juntas para vender). Todos tenían que pagar dinero para llevar sus pacas, excepto los marineros con un puesto más alto; a ellos se les permitía que llevaran sin costo una paca pequeña (de ahí pacotilla), siempre y cuando fueran artículos de poco valor. Al llegar al puerto la gente esperaba para comprar esa mercancía que, por ser de pacotilla, se vendía a muy bajo precio.

Un torpedo es un proyectil submarino que normalmente deja fuera de combate combate a los barcos. En realidad, esta palabra existe desde tiempos del Imperio romano, donde se usaba para nombrar a una anguila (especie de serpiente de mar) que, cuando hacía contacto con algún nadador, le soltaba una descarga eléctrica que lo dejaba todo torpe.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios