Viernes, 04 de enero de 2019

Semana 1. 4/361
Rigoberto.

El futbolista más gordo de la historia del deporte, al menos de forma documentada, ha sido William Foulke, que jugó de portero en el Sheffield United a finales del siglo XIX. Fue internacional con Inglaterra una vez, contra Gales. Salió caro a la selección: rompió el larguero de la portería cuando se colgó de él con sus 150 kilos repartidos en sus 1,93 metros de altura. Su temperamento era tan fuerte que, a veces, abandonaba el campo si opinaba que sus compañeros no estaban esforzándose. También jugó con el Chelsea y el Bradford, y compaginó su afición por el fútbol con su amor por otro deporte típico de Inglaterra, el críquet.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios