Domingo, 26 de mayo de 2019

Semana 21. 146/219
Felipe Neri.


El chicle, ni se pega en las paredes del estómago, ni tampoco puede llegar a obstruir las vías respiratorias. Y mucho menos tarda siete años en digerirse. La verdad es que el chicle pasa con la misma pena y gloria por el proceso digestivo que un trozo de pan.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios