Domingo, 16 de junio de 2019

Semana 24. 167/198
Quirce.

Aunque como algo muy excepcional, y solo bajo determinadas circunstancias, los gases del intestino pueden llegar a explotar. Así lo recogió la revista Médics British Medical Journal, en 1965. El metano y el hidrógeno que se acumulan en el intestino pueden llegar a explotar al mezclarse con el oxígeno o con el óxido nitroso durante una intervención quirúrgica. Un instrumento utilizado para cauterizar heridas puede ocasionar la chispa que provoque la explosión. También un utensilio empleado para calentar tejidos mediante un campo eléctrico, una técnica conocida como diatermia, puede desencadenar el estallido.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios