Viernes, 02 de agosto de 2019

Semana 31. 215/151
Ángeles.

Para dar nombre a bares pequeños y modestos en los que se podía comer y beber, en el francés de la Alta Edad Media se recurrió a la idea básica de dormitorio, expresada en la palabra holandesa de aquella época: cabret, una corrupción de cameret, palabra en último término proveniente del latín cámara “dormitorio”, y éste, del griego kamara, con el mismo significado. Cuando el teatro empezó a resurgir, poco antes del Renacimiento, se dio ese nombre, cabret (y más tarde cabaret), a los pequeños bares instalados en los teatros y, ya en el siglo XIX, a las casas de espectáculos, mezcla de bar y de teatro, en las que se presentaban compañías de revistas y se servían bebidas, popularizadas por artistas como el pintor Henri Toulousse-Lautrec. Empleada en español desde comienzos del siglo XX, fue incluida bajo la forma cabaré en la edición del Diccionario de la Academia de 1989.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios