S?bado, 03 de agosto de 2019

Semana 31. 216/150
Gustavo.

En el idioma coreano, que cuenta con 85 millones de hablantes, es habitual el empleo de ideófonos, vocablos que establecen una relación entre el sonido y su significado. Por ejemplo, al gato, la vaca y la cabra se los llama mèo, bò y dée, onomatopeyas de los maullidos, mugidos y balidos que emiten, respectivamente, esos tres animales. Una peculiaridad que se percibe aún mejor en la palabra hat-xi, ‘estornudo’.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios