Jueves, 05 de septiembre de 2019

Semana 36. 249/117
Lorenzo Justiniano.

En la Antigüedad se creía que la materia podía ser subdividida hasta llegar a una cierta unidad mínima, concebida como indivisible y diferente para cada sustancia. Fue necesario que transcurrieran veinte siglos, hasta la llegada de la ciencia experimental, para que los investigadores llegaran a la conclusión de que todos los líquidos, gases y sólidos se pueden descomponer en sus constituyentes últimos: los elementos químicos, cada uno de los cuales está compuesto por átomos de naturaleza diferente. La palabra átomo está formada por el verbo griego temnein «cortar», «dividir» y el prefijo privativo a-. Esta voz griega está presente en muchas palabras de nuestra lengua, como lobotomía «corte en el lóbulo frontal» o apendicectomía «extirpación del apéndice».

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios