Jueves, 21 de noviembre de 2019

Semana 47. 326/40
Presentación.

Hay palabras que con el tiempo cambian de significado de forma radical. Por ejemplo, nimio, que define algo insignificante, sin importancia, empezó significando justo lo opuesto: "enorme", "abundante", y de hecho es una acepción todavía presente en el Diccionario. Lo mismos ocurrió con lívido -"pálido"- que originariamente se utilizaba para referirse al color amoratado. O álgido, un término que alude al momento crítico o culminante de algo, pero que también significa "frío".

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios