Mi?rcoles, 27 de noviembre de 2019

Semana 48. 332/34
Ramón Llull.

El uso de circunloquios y eufemismos es frecuente en las referencias a la muerte en todas las lenguas y fue así también entre los griegos, que llamaban koimetérion al lugar donde enterraban a sus muertos. Koimetérion proviene del verbo koiman “acostarse”, “dormir”», y de ella se derivó la palabra latina coemeterium, que había llegado a esa lengua ya con su significado actual. Se cree que fueron cristianos los primeros griegos que usaron koimetérion en ese sentido; hasta entonces, el lugar en el que se enterraba a los muertos se llamaba necrópolis “ciudad de los muertos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios