S?bado, 30 de noviembre de 2019

Semana 48. 335/31
Andrés.

Aunque se tiene registro de que en la antigua China ya se utilizaban tazas de papel, conocidas como chih pel y usadas para servir té, el primer vaso desechable moderno llegaría en el siglo XX. En 1908 el estadounidense Hugh Moore (1887-1972) creó el "Penny Water Vendor", un dispensador de agua hecho de porcelana precursor de los depósito de agua que actualmente hay en muchas oficinas. Se instalaron varios en la ciudad de Nueva York, pero la idea no funcionó; la gente prefería saciar su sed en las fuentes públicas usando tazas de metal compartida que pocas veces se lavaban, lo que constituía un riesgo para la salud. Fue precisamente ese enfoque de salubridad lo que empezó a convencer a la gente e hizo de la fabricación de vasos desechables un lucrativo negocio.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios