Martes, 03 de diciembre de 2019

Semana 49. 338/28
Javier, Sol.

La idea de consignar en un solo lugar todo el conocimiento no es nueva; ahí está el siglo XVIII, Diderot y la Encyclopédie, y un poco antes la Cyclopaedia, de Ephraim Chambers. Ambas iniciativas tenían por horizonte intelectual la instrucción, la curiosidad y el saber humano; estos ambiciosos proyectos fueron emprendidos por un puñado de personajes refinados y eruditos, por una élite que tuvo acceso privilegiado a fuentes de información usualmente inaccesibles para la mayoría.

En vísperas de que Internet golpeara al mundo como un meteorito —como dice Ignacio Ramonet— en la incipiente red se gestaba un proyecto de inteligencia colectiva: crear un extenso depósito del saber humano, accesible para todos, y en el que también todos pudieran participar en su construcción. En el pasado iniciativas similares habían sido promovidas por un reducido número de participantes cuyos conocimientos quedaban consignados en gruesos y exclusivos tomos, con un costo prácticamente prohibitivo para el resto de la población. El «nuevo proyecto» buscaba algo similar, con la salvedad de que la Internet lo haría accesible para todos.

Estos modelos colectivos de creación y confección continua tienen por nombre wiki —un préstamo de la lengua hawaiana que quiere decir ‘rápido’—, y contemplan la participación constante de una colectividad que se encarga de la edición, investigación o, eventualmente, eliminación de algún contenido. La plataforma a la que se considera como antecedente directo de Wikipedia llevó por nombre Nupedia. Fue creada por Jimmy Wales y Larry Sanger, quien se encargó de la edición de los artículos.

Originalmente fue concebida como una enciclopedia rigurosa, alimentada por académicos, investigadores y especialistas, quienes valoraban y ponderaban la calidad de los contenidos que recibían. Ésta era financiada por Bomis, y aquí comienza —impaciente lector— la participación de nuestra vieja y solidaria amiga: la pornografía. Bomis fue creada en 1996 y desactivada en 2007. Los creadores de la página fueron Wales, Tim Shell y Michael Davis, quienes al comienzo del proyecto barajaron varias opciones para utilizar el portal, pero finalmente se decidieron por una apuesta segura. Pornofinanciamiento: La plataforma tuvo dos secciones: Bomis Babes y Bomis Premium; la primera permitía el acceso a fotografías de modelos en posturas más bien sugerentes, la segunda, que era de paga, contenía más de 50 mil imágenes y —vaya novedad en su momento— videos. Tal parece que se trató de una empresa boyante, porque mantuvo en operaciones a Nupedia —que cerró por el excesivo rigor para publicar— y dio origen a Wikipedia. Nunca la pornografía fue tan útil; cuesta trabajo imaginar que, en algún momento de la historia, un puñado de adolescentes ansiosos financió un invento tan revolucionario como la Wikipedia. Nadie sabe para quién trabaja.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios