S?bado, 04 de enero de 2020

Semana 1. 4/362
Rigoberto.

En Carnaval de Venecia, los festejantes se divertían arrojándose mutuamente puñados de confites –dulces- (confetti, en italiano) en los salones de la nobleza. En las fiestas populares, en las que tarde o temprano siempre se acaba por imitar -a veces en forma caricaturesca- los usos de la clase dominante, los confites también se pusieron de moda, pero pronto fueron substituidos por el más económico papel picado, que conservó el nombre de confetti. Al llegar al castellano, perdió una t, con el fin de adaptarse a nuestra grafía.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios