Viernes, 24 de enero de 2020

Semana 4. 24/342
Francisco de Sales.

Cagar fuera de casa suele costar más esfuerzo. Según algunos estudios se debe a que solo en casa nos sentimos lo bastante seguros para que nuestro sistema nervioso se relaje lo suficiente para permitirnos defecar. Por el contrario, la falta de familiaridad pone al cuerpo en alerta y hace que nuestros intestinos se resistan a eliminar lo que almacenan, por la sobreactivación del sistema nervioso simpático. Por eso, cuatro de cada diez personas son víctimas del estreñimiento del viajero en algún momento de su vida. Para colmo, esto se ve favorecido por beber más alcohol y menos agua, abandonar nuestras rutinas habituales, pasar tiempo expuestos al aire seco de hoteles y cabinas de aviones, comer alimentos a los que no estamos habituados y sufrir los cambios horarios del jet lag.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios