Domingo, 02 de febrero de 2020

Semana 5. 33/332
Candelaria.

La palabra estentóreo tiene detrás una curiosa historia. Uno de los personajes de Homero, Esténtor, tenía una voz tan fuerte y ruidosa que era «suficiente para derribar las murallas de la ciudad». La Ilíada narra un episodio en que Hera adoptó la forma de Esténtor, «cuya voz era de bronce y más alta que la de 50 guerreros», y dio un grito tan terrible que, si bien no llegó a derribar las murallas, al menos excitó el coraje y la furia de los aqueos, que continuaron luchando con valor renovado. Homero tomó el nombre de su personaje de la palabra griega stenein, que significaba «gemir de manera profunda y ruidosa», al igual que el vocablo sánscrito stanati. El grito de Hera fue, pues, estentóreo, palabra que se registra por primera vez en español en 1615 y que llegó a nosotros a través del latín tardío stentoreus, tomada del griego stentoreios, que denotaba «relativo a Esténtor». A pesar de la fuerza de su voz, en cierta ocasión Esténtor compitió con Hermes y cayó derrotado, por lo que fue muerto por este dios que mataba de melancolía.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios