Jueves, 05 de marzo de 2020

Semana 10. 65/301
Teófilo.

La mayoría los animales no tienen huellas dactilares, pero los hay que sí. No suena extraño que ese sea el caso de chimpancés y gorilas, con los que compartimos el 98% y el 99% de los genes, respectivamente. Pero quizá sí resulte más sorprendente saber que los koalas tienen huellas dactilares -o, según su nombre científico, dermatoglifos- muy similares a las del ser humano. Se cree que estos marsupiales las desarrollaron con el objetivo de agarrarse mejor a los eucaliptos y para poder coger sus hojas. Los perros aunque no tienen huellas dactilares, sí pueden ser identificados por la nariz, cuyas líneas y recovecos son diferentes en cada animal. De hecho, antes de que existieran los chips de identificación, una impresión de la nariz podía servir para distinguirlos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios