Lunes, 27 de abril de 2020

Semana 17. 118/248
Montserrat.

El método más antiguo para hacer fuego consiste en frotar un palo contra un bloque de madera para crear un ascua. También se golpeaban piedras de pirita de hierro para sacar chispas. Más adelante se usaron superficie reflectantes para dirigir la luz solar hacia la yesca y encenderla desarrollándose algunas armas con espejos y lentes. En la edad Media se descubrió que frotando acero y pedernal se podía crear una chispa. así se encendía la yesca y luego se encendía un trozo de madera pequeña. El químico y farmaceútico inglés John Walker vendió las primeras cerillas en 1827. Se encendían frotando la cabeza de la misma contra cualquier superficie rugosa. En 1844 Gustaf Erik desarrolló la primera cerilla segura ya que solo reaccionaba al frotarla contra una superficie cubierta de fósforo rojo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios