Mi?rcoles, 06 de mayo de 2020

Semana 18. 127/239
Heliodoro.

En la Nochevieja de 1962, la nevada fue tan copiosa en Londres que las manecillas del reloj no pudieron con el peso de la nieve y el mecanismo se detuvo. Las campanadas de ese año entraron con diez minutos de retraso. Años más tarde, el 27 de mayo de 2005, fue el calor el que hizo que el Big Ben tuviera algún problema. ese día los termómetros alcanzaron unos inusuales 31,8ºC en Londres, y las poco acostumbradas agujas se pararon a las 22:07. Se recuperaron, pero volvieron a detenerse a las 22:20 y así estuvieron durante otros 90 minutos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios