Martes, 19 de mayo de 2020

Semana 21. 140/226
Celestino.

La mayor parte de la sal del océano proviene de un proceso que tiene lugar en tierra. La lluvia contiene dióxido de carbono de la atmósfera, que la hace ser ácida. Cuando la lluvia erosiona las rocas de la tierra, libera iones, partículas atómicas que llevan una carga eléctrica. Los ríos y los arroyos transportan esos iones disueltos hasta el océano, siendo parte de ellos eliminados por diversas plantas y animales, mientras que otros -sobre todo sodio y cloruro- permanecen y se concentran. Esos dos iones son os que hacen que el agua marina sea salada. Se estima que si todos los océanos se evaporasen y sus sales se dispersaran de manera uniforme por toda la superficie de la Tierra, formarían una capa de 152 metros de espesor.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios