Jueves, 18 de junio de 2020

Semana 25. 170/196
Ciriaco.

Aunque algunos autores afirman que el juego de la peonza viene de Oriente, se han encontrado restos de trompos de arcilla en excavaciones de culturas desarrolladas en las orillas del Éufrates en el 4.000 a.C. El Museo Británico de Londres conserva una inscripción fechada en 1.250 a.C. y procedente de una ciudad cercana a Tebas, en la que un niño dedica a su dios sus juguetes, entre los que está la peonza con su correspondiente cuerda. Las primeras citas escritas de su uso las encontramos en el historiador romano Catón, y en la Eneida de Virgilio, del siglo I a.C. con el nombre de turbo. En restos hiitas y en las escavaciones de Pompeya y de Troya también se hallaron trompos de barro, y tanto en las culturas occidentales romana y griega como en las orientales de China y Japón, ha sido un juego muy popular. Los indios hopis, de EE.UU., fueron tradicionales jugadores de peonza y conseguían darle movimiento utilizando un látigo exterior dirigido a su pincho, para darle nueva aceleración. En España ha sido un juego muy extendido en sus numerosas variantes: peón, perindola, trompo, peona, pico, pirulo o perinola.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios