Viernes, 03 de julio de 2020

Semana 27. 185/181
Tomás.

La clave de qué las aves puedan cantar sin parar está en la siringe, que es el órgano vocal de los pájaros y que puede producir sonidos complejos pese a que estos animales carecen de cuerdas vocales. La siringe es una estructura cartilaginosa que hace vibrar una membrana de dos cavidades que sirven a su vez como caja de resonancia. Se encuentra en el extremo inferior de la tráquea, tienen forma de Y invertida y está rodeada por un saco de aire. Grupo de músculos especializados controlan su movimiento y la tensión de las membranas, lo que les permite variara tanto el volumen como la frecuencia de los sonidos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios