Viernes, 14 de agosto de 2020

Semana 33. 227/139
Maximiliano.

En principio, el término «embarazo», definido como el ‘estado en que se halla la mujer gestante’, proviene del portugués embaraçar, ‘embarazar’, y deriva de baraça, ‘lazo’; a su vez, se cree que el adjetivo «encinta» proviene de las partículas latinas in, ‘sin’ y cinctus, ‘ceñir’, y comenzó a usarse en la mujer que no podía ajustar su prenda interior —es decir, el corset—. Hasta la fecha el término describe a quien no puede vestir ropa ajustada por el bebé en camino. Sin embargo, existe cierta ambigüedad en el vocablo, pues en algunos sitios también se usa la expresión «estar en cinta», debido a que hace algunos años las mujeres próximas a parir tenían que amarrarse una especie de fajilla, o «cinta», alrededor de la cintura con el propósito de sostener la barriga —que en esta última etapa ya es difícil de contener—. No es casual que el Diccionario de la Lengua Española defina a dicho término, en su primera acepción, como ‘impedimento, dificultad u obstáculo’. Mientras tanto «preñez», del latín praegnas y praegtatis, puede ser peyorativo por ser usada principalmente en las hembras de cualquier especie; sin embargo, la mayoría de los diccionarios refieren a esta palabra como la más exacta para señalar a una mujer en tal estado.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios