Mi?rcoles, 26 de agosto de 2020

Semana 35. 239/127
Ceferino.

Cuando vemos algo adorable, sonreímos y algo nos obliga a tocarlo. Esto se debe a que estimula una zona de nuestro cerebro medio, el sistema mesocorticolimbico. Esta es la parte del cerebro asociada con el proceso de motivación y recompensa. Cuando miramos a un bebé, nuestros cerebros reconocen las características que nos hacen relacionarlo con nuestras propias crías. Esto produce una subida del neurotransmisor dopamina y nos hace sentirnos cariñosos y confusos. La respuesta emocional activada por la ternura estimula la motivación para cuidar del animal, de ahí el impulso de recogerle. Esta reacción está tan arraigada en nuestros cerebros que la pueden activar otras cosas, incluso objetos inanimados con características que desencadenan nuestra respuesta tierna.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios