Jueves, 22 de octubre de 2020

Semana 43. 296/70
Salomé.

Berlín le ganó el concurso en 1931 a Barcelona para celebrar los Juegos Olímpicos de 1936. La decisión fue tomada antes de que los nazis llegaran al poder. A pesar de las dudas del Comité Olímpico Internacional, Hitler estaba decidido a que los preparativos fueran "perfectos y magníficos" para mostrar la superioridad el Estado Nazi. El jefe de la Oficina de Deportes del Reich, Hans von Tschammer, dijo que el alto nivel de exigencia física de las Olimpiadas sería un modo de "eliminar a los débiles, a los judíos y a otros indeseables". En la víspera, Hitler declaró como no aptos para representar a Alemania a todos aquellos que tuvieran ascendencia judía y se aseguró de que los elegidos cumplieran con los ideales nazis de pureza racial. En respuesta, los grupos políticos judíos en Estados Unidos llamaron al boicot. Hubo incluso un intento por parte de franceses, ingleses y checoslovacos de organizar unos Juegos alternativos en Barcelona, pero al final no se llevó a cabo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios