Jueves, 19 de noviembre de 2020

Semana 47. 324/42
Crispín.

En 1933, Adolf Hitler presionó al empresario Ferdinand Porche para que diseñara un coche que estuviera al alcance de todos los alemanes. Lo que pedía el Führer era prácticamente imposible para la época. Pretendía que el automóvil alcanzara los 100 Km/h, que su consumo no superara los 7 litros cada 100 km, que tuviera cinco lazas y que no costara más de 1.000 marcos. Abrumado por el encargo, Porshe se encerró en su estudio y trató de buscar la forma de agradar a Hitler. En febrero de 1938, el modelo definitivo fue presentado a los alemanes. Se denominó KdF Wagen, (coche de la fuerza a través de la alegría), pero en octubre de aquel año el nombre pasaría a ser Volkswagen (el coche del pueblo). El estallido de la guerra paralizó su producción, ya que Porsche centró sus esfuerzos en carros de combate como el famoso Tiger.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios