Jueves, 03 de diciembre de 2020

Semana 49. 338/28
Francisco Javier.

Se puede rellenar una botella de agua para volverla a usar pero, si la botella es de plástico, no se debería hacer. Las botellas de agua que se comercializan en este material están destinada a un único uso y se deben desechar una vez consumido su contenido. Pero es algo habitual volverlas a utilizar rellenándolas de nuevo con agua. Y si has hecho esto alguna vez habrás observado que el agua parece diferente, con un sabor e incluso olor poco agradable. Las botellas están hechas de un tipo de plástico llamado tereftalato de polietileno (PET), un plástico que aunque preserva la calidad del agua embotellada pero que se va degradando una vez se abre la botella y no solo por el cloro que tiene el agua del grifo sino también por nuestras propias bacterias, las que tenemos en la boca y en la saliva y que transmitimos a la botella al beber y las que tenemos en la mano y en los dedos y que transmitimos simplemente al desenroscar el tapón. Ahora bien, hay en el mercado botellas de plástico para rellenar de agua y reutilizar repetidas veces con su conveniente limpieza entre usos. Pero son de otro tipo de plástico. Para distinguirlas basta mirar en la base del recipiente en el que aparecerá un símbolo de reciclaje con un número en su interior. El 1 corresponde al PET. El resto de botellas aptas para rellenarlas muestran un número más alto.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios