Lunes, 15 de febrero de 2021

Semana 7. 46/319
Faustino.

El elefante debe su nombre a una de sus características, sus colmillos de marfil de donde surgió la denominación por la cual es conocido. Los griegos llamaron a estos animales elephas, término que inicialmente significaba «marfil». La palabra fue heredada por los latinos como elephas- antis; pero en la Edad Media se deformó en latín, en inglés y en francés a olifantus. El desconocimiento de este animal era tal en los países europeos, que en inglés antiguo se llamó olfend al camello por confusión con el elefante. En español, la palabra aparece con su forma actual desde mediados del siglo XIII. En inglés, la forma original elephant sólo volvió a prevalecer a partir del siglo XIV, y fue usada para designar también al marfil hasta comienzos del siglo XVIII. En español, se acuñó la expresión elefante blanco, tomada del inglés, para referirse a un bien cuyo mantenimiento cuesta tanto dinero que en poco tiempo se vuelve insostenible. Esta expresión nació de la costumbre de los reyes de Siam de regalar elefantes blancos a los cortesanos que les desagradaban. Como éstos no podían deshacerse de un regalo del rey, acababan arruinados por el costo de su mantenimiento.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios