Jueves, 18 de febrero de 2021

Semana 7. 49/316
Eladio.

Con la llegada al poder de Constantino como emperador romano de Bizancio (306 d. C.), la Iglesia católica, hasta entonces perseguida, se convirtió en la religión del poder y, como tal, se vio obligada a estructurar una jerarquía más formal. Como consecuencia de ese proceso, aparecieron los primeros obispos en las cinco diócesis de la cristiandad: Roma, Antioquía, Alejandría, Jerusalén y Constantinopla, en el siglo VI, doscientos años después de Constantino. El nombre de este cargo se tomó del griego episkopos, palabra formada con el prefijo epi- «sobre», «encima de» y skopos «ver», «mirar», «inspeccionar», o sea, «inspector que está por encima, en una posición superior, supervisor». Skopos está presente también en palabras como telescopio, microscopio, oftalmoscopio. Más adelante, con el crecimiento de la Iglesia, algunos obispos asumieron posiciones más altas aún, eran los arkhiepiskopos, algo así como «obispos jefe», palabra que llegó al latín medieval como archiepiscopus y al castellano como arzobispo. Arkhi-, formado a partir de arkhein «ser el primero, el superior», que también está presente en numerosos vocablos españoles, como archipiélago, archiduque, monarquía, oligarquía, anarquía.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios