Jueves, 04 de marzo de 2021

Semana 9. 63/302
Casimiro.

El 21 de marzo de 1838, diez barcos de guerra franceses, enviados por el monarca Luis Felipe I, anclaron en el puerto mexicano de Veracruz y amenazaron con bloquearlo si no se satisfacían sus reclamaciones antes del 15 de abril. Exigían, entre otras cosas, el pago de unos pasteles que algunos oficiales habían comido oficiales mexicanos en un restaurante de Tacubaya, propiedad del señor Remontel, ciudadano galo. Según algunas versiones, los oficiales se habrían ido sin pagar, mientras que otras apuntaban a que los militares, borrachos, habían causado, además, numerosos destrozos en el local. La reclamación por los daños que Remontel había elevado al gobierno mexicano -unos 60.000 pesos- fue ignorada por lo que la trasladó a las autoridades galas, quienes la usaron, junto con la de otros comerciantes galos, para presionar al gobierno mexicano, al que exigían en total 600.000 pesos. Los mexicanos no cedieron, y el 16 de abril los galos iniciaron un bloqueo de todos los puertos del golfo de México. Tras ocho meses de presión estalló el conflicto armado que acabó siendo solucionado por mediación de los ingleses (a quienes el bloqueo galo impedía comerciar en los puertos aztecas) firmando un tratado de paz, por el cual México terminó pagando los 600.000 pesos reclamados. El pastelero quedó satisfecho, pero la "factura" ascendió a 133 muertos y 214 heridos entre ambos bandos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios