Martes, 16 de marzo de 2021

Semana 11. 75/290
Heriberto.

Si algo odiaba Napoleón era perder. En las cartas no dudaba en jugar sucio. Evidentemente nadie se atrevía a llamarle tramposo. Hasta que un día en que disputaba una partida de bolos con el general Bernadotte (1763-1844) y al ver que no lograba ganar, exclamó: "¿Cómo diablos no puedo ganaros ni una sola vez?". El general replicó: "Muy sencillo, Sire, a los bolos no se pueden hacer trampas".

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios