Lunes, 26 de abril de 2021

Semana 17. 115/250
Isidoro.

El azúcar es un carbohidrato de sabor dulce que se disuelve en agua, extraído de la caña de azúcar, de la remolacha y, en menor escala, de otros vegetales. El azúcar se usaba desde muy antiguo en Oriente, pero sólo en el siglo II de nuestra era se logró extraer el azúcar sólido del jugo de la caña, en la India. A mediados del siglo X, los árabes llevaron el producto a la Europa mediterránea, donde se difundió muy lentamente sólo entre los nobles y burgueses ricos, debido a su precio elevado. Con la introducción de la caña en América, primero en las Antillas y más tarde en el Brasil, el azúcar se fue haciendo poco a poco más asequible, hasta que en el siglo XIX estaba ya al alcance de la mayor parte de la población. Los orígenes más remotos de la palabra azúcar se hallan en el sánscrito çarkara, de donde pasó a la lengua persa pelvi como sakar, y de ésta, al griego sakharon. Del griego pasó al árabe como sukkar y, más tarde, al árabe hispánico assúkkar; finalmente, en el siglo XIII, llegó al castellano como azúcar. A partir del español, la palabra fue incorporada al catalán y al francés con la forma sucre, así como al portugués con la grafía açúcar. Desde el francés, se propagó al inglés sugar, al alemán Zucher, al búlgaro shelker, al danés sukker, al holandés suicker, al polaco cukier, al rumano zakar, al ruso zakharu, al sueco socker y al turco sukker.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios