Viernes, 04 de junio de 2021

Semana 22. 155/210
Noemí.

La lengua swahili, también denominada kiswahili, pertenece al grupo bantú de la rama benue-congo de la familia congo-kordofán. La gente que la habla como lengua materna se refiere a ella usualmente como waswahili, pero este nombre no hace referencia a ninguna diferencia étnica, solamente a la lengua. El nombre de la lengua deriva del árabe y significa ‘de la costa’. Desde la costa, gradualmente, se esparció hacia otros lugares y hoy se habla en Tanzania, Kenia, Uganda, Comores, Mozambique, Zaire, Somalia y Madagascar. De hecho, hay pidgins -lenguas simplificadas- basados en el swahili. La lengua procede de los contactos de los comerciantes árabes, durante siglos, con los nativos de la costa oriental de África. Bajo influencia árabe el swahili se estableció como lingua franca, usada por varios grupos bantúes tribales. A principios del siglo XIX su difusión recibió un gran ímpetu al ser la lengua de las caravanas de esclavos que penetraron hasta Uganda y el Congo. Más tarde sería adoptada por los colonos europeos, especialmente los alemanes, que la usaron como lengua de la administración o lingua franca, especialmente en Tanganica, lo que puso los fundamentos para que fuera adoptada como lengua nacional por la independiente Tanzania. La literatura más antigua preservada en swahili procede del siglo XVIII, estando escrita en árabe aunque ahora se escribe en alfabeto romano

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios