Jueves, 15 de julio de 2021

Semana 29. 197/169
Buenaventura. Rosalía.

Llamamos chicle a una pastilla aromática de sabor dulce y aromas diversos, de consistencia semejante a la goma. Su nombre proviene de tzíctli, derivado del verbo tzic- «estar pegado», «detenido», palabra de la lengua de los olmecas, que empleaban este término para denominar la resina que extraían del árbol chicozapote, una sapotácea de hasta cuarenta metros de altura, que puede alcanzar más de un metro de diámetro. Para extraer el material, hacían un corte en la corteza y retiraban la resina. Luego ésta se hervía y, al secarse, se convertía en una masa gomosa pardusca que utilizaban para la higiene bucal y como digestivo, además de originar un presumible placer oral. En diversas épocas, otros pueblos utilizaron diferentes materiales con propósitos semejantes: los griegos, resina de lentisco; los esquimales, pieles de animales; los chinos, raíces de ginseng; y los occidentales de la época moderna, hojas de tabaco. Fueron los mexicanos quienes castellanizaron el nombre como chicle, que se hizo universal cuando su uso se expandió a todo el mundo en forma de producto industrial elaborado con parafina, edulcorantes, colorantes y conservantes.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios