Viernes, 16 de julio de 2021

Semana 29. 198/168
Buenaventura.

La primera almohadilla absorbente , antecedente del pañal, fue creada por Hugo Drangel para la compañía Pauliström en 1944, en Suecia. Se trata de un papel de celulosa rizada cruda tipo tela, sostenida por tiras de goma. Esto evitó la lavada, pero no los escurrimientos. Marion O’Brien Donovan buscó la solución a los escurrimientos cosiendo un pañal predoblado a un trozo de cortina de baño. Más tarde, en la fábrica paterna, confeccionó un modelo con una tela de nailon. Donovan vendió la patente a Keko Corporation en 1951 por un millón de dólares. Sin embargo, el pañal todavía requería lavarse, así que Donovan decidió emplear un material similar al de la Pauliström. El ingeniero químico Victor Mills vio en su propuesta una gran oportunidad y así nació la marca Pampers. En los años 60 ya eran varias las compañías que buscaban competir en este campo, como Johnson & Johnson y Kimberly Clark, que lanzó la marca Kimbies, junto con las toallas femeninas Kotex. En la década de 1980 se introdujeron el velcro como método de sujeción y el gel superabsorbente, a partir de polímeros que solidifican los líquidos; éste último fue descubierto por Billy Gene Harper y Carlyle Harmon hacia 1966. Posteriormente se introdujeron los resortes y las tallas que hoy día van desde unos diminutos pañales para bebés prematuros, hasta calzones entrenadores y pañales de tallas muy grandes pensados para personas adultas con incontinencia. Fue en México donde, en el año 2000, la empresa Absormex lanzó el primer pañal biodegradable del mundo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios