Martes, 27 de julio de 2021

Semana 31. 209/157
Constantino, Natalia.

Existen muchas palabras que utilizamos habitualmente con sentido equivocado. Por ejemplo, cerúleo: podemos pensar que se trata de un color blancuzco, como la cera, amarillento, cuando en realidad se refiere a un azul intenso. Lo mismo ocurre con álgido, que se asocia al calor aunque significa exactamente lo contrario, una fiebre álgida, por ejemplo, es la que se manifiesta acompañada de un frío glacial. También es frecuente confundir dintel con umbral. Tal vez por su parecido con umbra (“sombra” en latín) a veces vinculamos umbral con la parte alta de una puerta o ventana, cuando en realidad es la parte de abajo, la que pisamos al entrar en una habitación.

.- Todas las Historias extra-ordinarias.

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo.


Comentarios